13 / 02 /2018

LOS VIDEOJUEGOS PODRÍAN AYUDAR A LAS PERSONAS QUE SUFRIERON UN ACV. (Audio)

LOS VIDEOJUEGOS PODRÍAN AYUDAR A LAS PERSONAS QUE SUFRIERON UN ACV. (Audio)

Una investigación conjunta del centro de investigación vasco BCBL y el Imperial College de Londres revela que, tras un infarto cerebral (ACV), las lesiones en áreas que controlan la atención también causan problemas de motricidad y proponen complementar la fisioterapia con otro tipo de entrenamiento cognitivo, como los videojuegos.

 

Audio de la noticia:

 

Habitualmente, las víctimas de infartos cerebrales que pierden una parte de la movilidad de su cuerpo se someten a tratamientos de fisioterapia, mientras que las terapias basadas en el entrenamiento de la atención se reservan para pacientes con trastornos cognitivos como dificultades del aprendizaje o de memoria.

Investigadores del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL) de San Sebastián y el Imperial Collegue de Londres analizaron durante más de tres años la arquitectura de las lesiones en el cerebro de 167 pacientes con accidente cerebrovascular, a partir de lo cual postularon una nueva terapia para los problemas de movilidad que causan los ictus isquémicos, según la agencia española de noticias científicas SINC.

El estudio, publicado en la revista PNAS, abrió la puerta a una nueva vía terapéutica que consiste en complementar los tratamientos físicos que reciben estos pacientes con terapias de carácter atencional, como el trabajo con videojuegos.

Según afirma el experto del BCBL David Soto, “los pacientes con lesiones en zonas de control de la atención del cerebro también tienen problemas en el control de la motricidad, incluso cuando el movimiento requerido por la tarea es muy simple”.

A través de un ‘mapeo’ realizado con resonancia magnética, identificaron la parte afectada y el tipo y tamaño de la lesión, y analizaron la conectividad entre las diferentes zonas del cerebro.
A continuación, sometieron a los pacientes a diversas tareas motoras, algunas muy sencillas, como agarrar con fuerza un objeto.

Tras las pruebas, los investigadores comprobaron que esas tareas quedaban “deterioradas” en aquellos pacientes que tenían lesiones en la zona del cerebro “involucrada” en la atención.

Los expertos subrayan la importancia de las partes atencionales del cerebro en el control del movimiento, lo que “puede también sugerir algunas vías terapéuticas”, como complementar “las terapias motoras basadas en fisioterapia con otro tipo de entrenamiento cognitivo que aumente la atención en los pacientes”. Un ejemplo sería el trabajo con videojuegos.